Victoria Sponge Cake

???????????????????????????????

Una de las más conocidas tartas en el Reino Unido y favorita indiscutible de los ingleses según el “National Trust” es la Victoria Sponge Cake, esta maravillosa tarta se vende 50% más que su rival más cercana… la tarta de chocolate.

Es sin lugar a dudas una tarta con muchísimo glamour. Victoria era hija del príncipe Eduardo, duque de Kent, reinó en Inglaterra tras el deceso de su tío, el rey Guillermo IV en 1837.

Victoria se casó con su primo Alberto, dicen que se casó completamente enamorada aunque pasó su noche de bodas  con un inmenso dolor de cabeza. En un fragmento de su diario se pudo leer:

NUNCA, NUNCA he pasado una noche así. MI QUERIDO, QUERIDO, QUERIDO Alberto […] con su gran amor y afecto me ha hecho sentir que estoy en un paraíso de amor y felicidad, algo que nunca esperaba sentir. Me cogió en sus brazos y nos besamos una y otra vez. Su belleza, su dulzura y su amabilidad —nunca podré agradecer suficientes veces tener un marido así— […] que me llama con nombres tiernos como nunca antes me han llamado ha sido una increíble bendición. Este ha sido el día más feliz de mi vida” 

victoria_alberto_2

Alberto fue su fiel compañero, se convirtió en su principal consejero político y tras su muerte la reina Victoria quedó moralmente hundida, al punto de no querer aparecer en público. Su reinado comenzó a perder popularidad y para recuperarlo comenzó a servir el té en los hermosos patios del palacio, vestida siempre de riguroso negro pero degustando y ofreciendo a sus invitados la espectacular tarta que hoy os presento….

???????????????????????????????

Ingredientes

  • 250 gramos de mantequilla pomada
  • 200 gramos de azúcar
  • 4 huevos grandes
  • 80 ml de leche semidesnatada
  • 300 gramos de harina bizcochona tamizada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
(La harina bizcochona podéis prepararla en casa utilizando por cada 140 gramos de harina normal 1 ½ cucharadita de levadura y ½ cucharadita de sal)

 Procedimiento

Engrasaremos con aceite o con spray dos moldes desmoldables de 18 cm y colocaremos papel de hornear en la base. Precalentamos el horno a 180 grados.

Comenzaremos a batir la mantequilla junto con el azúcar hasta conseguir una mezcla blanca y esponjosa; aproximadamente unos 3 minutos a velocidad media.

Incorporamos los huevos uno a uno a velocidad baja, recordad que no debemos añadir el siguiente hasta que el anterior esté completamente integrado. Añadimos la cucharadita de vainilla. Incorporamos la mitad de la harina y continuamos batiendo a velocidad baja hasta que se haya integrado. Añadiremos la leche y terminaremos con el resto de la harina. Tened en cuenta que hemos de batir lo justo para que se integre la mezcla.

???????????????????????????????

Repartiremos esta masa de forma uniforme en los moldes que tenemos preparados, procurando que los moldes tengan exactamente la misma cantidad de masa. Hornearemos durante 25-30 minutos o hasta que al pinchar con un palillo en el centro éste salga completamente seco.

Sacamos nuestros bizcochos del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla durante 10 minutos. Pasado ese tiempo, los desmoldamos y dejamos enfriar completamente. Cuando estén completamente fríos los envolvemos en papel film y los metemos en la nevera de un día para otro para que se asiente la miga.

Ingredientes para el relleno

  • 200 ml de nata líquida para montar  y que este bien fría. (Con un mínimo de 35% materia grasa)
  • 1 vaina de vainilla
  • 1 cucharada de azúcar glas
  • 250 gramos de fresas limpias
  • 150 gramos de mermelada de fresas

Mermelada…

???????????????????????????????

El mismo día que preparamos el bizcocho podemos preparar nuestra mermelada con fresas, lo que haremos será limpiar perfectamente las fresas quitando el tallo, las lavamos bien y las cortamos en lonchas de un grosor medio.

???????????????????????????????

Colocamos la mermelada en un cazo y la llevamos a fuego lento sin dejar de remover, calentamos ligeramente, bajamos del fuego y añadimos las fresas troceadas, removemos bien y dejamos enfriar. Cuando esté completamente frío tapamos y guardamos en la nevera.

Nata montada…

Existen algunos trucos infalibles para montar la nata y que nos quede perfecta. Lo primero que debemos tener en cuenta es que tanto la nata como el bol y las varillas de nuestra batidora deben estar completamente fríos. El calor suele estropear la consistencia y nuestra nata queda como si se hubiera cortado… Esta es una forma de obtener mantequilla… pero como no es eso lo que buscamos, procuraremos que nuestra nata y nuestros utensilios estén completamente fríos…

Algunas personas suelen añadir gelatina neutra, cuajada o incluso algún estabilizante de nata…  esto se suele añadir a mitad del montaje.

Mi consejo es simple, la nata debe de tener un mínimo de 35% de materia grasa y vuelvo a repetir, debe estar completamente fría… y tener los utensilios también fríos.

Comenzaremos extrayendo las semillas de nuestra vaina de vainilla, abriendo la vaina a lo largo con un cuchillo pequeño y bien afilado y rascaremos con el canto el interior para obtener las semillas. Reservamos.

Comenzamos a batir la nata junto con el azúcar previamente tamizada y las semillas de vainilla a velocidad media alta hasta que se formen picos firmes y teniendo cuidado de no excedernos en el batido.

???????????????????????????????

Montaje…

Lo primero que debemos hacer en caso de ser necesario será igualar la superficie de nuestros bizcochos con un cuchillo de sierra, lo justo para nivelarlos. (Esta es la razón de la importancia de colocar la misma cantidad de masa a la hora de hornear)

Colocamos nuestro bizcocho sobre la base que vayamos a utilizar teniendo cuidado de centrarlo bien. Seguidamente repartimos la mezcla de mermelada y fresas de manera uniforme y finalmente distribuimos la nata sobre la fruta, repartiéndola con ayuda de una espátula.

???????????????????????????????

???????????????????????????????

Seguidamente colocamos nuestro segundo bizcocho bien centrado, presionamos ligeramente para que quede bien asentado sobre la nata y finalmente espolvoreamos la superficie con azúcar glas. Podemos decorar con alguna fresa… y voilà…. A disfrutar como la reina Victoria y sus nobles invitados…

Esta tarta se conserva refrigerada y bien cubierta durante 2-3 días. Antes de servir es recomendable dejarla a temperatura ambiente durante unos 30 minutos…

 

 

 

???????????????????????????????  ???????????????????????????????

Anuncios