Juego de Blogueros 2.0: Gelatina de tres leches y kiwi

Gelatina de Tres Leches y Kiwi

Una vez más me tenéis aquí para el Juego de Blogueros 2.0 que en los últimos meses se viene convirtiendo en mi publicación mensual. Y este mes casi no llego, y que conste que no por falta de ganas, he estado bastante liada y además enganchada a la lectura, por lo tanto mi tiempo en la cocina se ha reducido considerablemente.

Ya sabéis que soy una fan incondicional de los moldes nordic ware y desde hace mucho tiempo quería probarlos para hacer gelatina, pero en invierno no apetecía, el caso es que en el blog de Biljana hay unas recetas espectaculares que vengo siguiendo desde hace mucho tiempo.

Gelatina de Tres Leches y Kiwi

Cuando el kiwi salió elegido como ingrediente del mes, pasaron muchas ideas por mi cabeza, la mayoría se quedaba en recetas muuuy saludables, pero después de preparar las hamburguesas de quinoa y brócoli para el Juego de Blogueros del mes anterior, me apetecía probar con algo diferente. Conozco la mezcla de las tres leches desde que era niña, en Honduras y prácticamente en todo Latinoamérica es un pastel muy conocido, yo misma escribí una entrada sobre éste hace algunos años que podéis ver aquí.  Así que después de ver el resultado de Biljana con sus gelatina de tres leches, yo he decido traeros una con Kiwi.

Antes de ir a mi receta os recuerdo la lista de mis compis blogueros que seguro han tenido ideas de recetas originales y deliciosas para utilizar el kiwi:

 

Y ahora sí, nos ponemos en marcha con la gelatina.

Ingredientes para la gelatina de Tres Leches

  • 300 grs. de leche condensada
  • 400 ml. de leche evaporada
  • 200 ml. de nata para montar (35% de materia grasa)
  • 100 ml. de agua fría
  • 20 grs. de gelatina neutra en polvo

Ingredientes para la gelatina de Kiwi

  • 125 ml. de agua
  • 60 grs. de azúcar blanco
  • 550  grs. de kiwi triturado
  • 100 ml. de agua fría
  • 20 grs. de gelatina neutra en polvo

Procedimiento

Comenzaremos por pelar los kiwis y pasarlos por el túrmix para triturarlos. Reservamos.

Gelatina de Tres Leches y Kiwi

Veréis que esta receta  se hace en un momento, el único “problema” que podríamos poner es el tiempo que hay que esperar para que cuaje cada capa, pero vamos, que el tiempo pasa muy rápido!!!

Al lío:  en un recipiente colocamos 100 ml. de agua fría y añadimos la gelatina en polvo, mezclamos con un tenedor para que se disuelva más rápido. La dejamos unos minutos para que se hidrate bien y absorba el agua.

Gelatina de Tres Leches y Kiwi

Continuamos preparando la mezcla de 3 leches que colocaremos en un cazo y llevaremos al fuego, removemos con una espátula para que los ingredientes se incorporen, la mezcla debe de estar caliente pero sin llegar a hervir. Reservamos.

Cuando la gelatina hidratada tenga un aspecto de esponja firme, meteremos en el microondas durante 10-12 segundos, o hasta que se vuelva líquida pero sin que llegue a  hervir para evitar que pierda su poder gelificante. Añadimos la gelatina líquida a la mezcla tibia de 3 leches que tenemos reservada y mezclamos con una espátula de varillas para que la gelatina se incorpore perfectamente.

IMG_3200

Esta mezcla la tamizaremos y colocaremos en un bol grande o una jarra y reservamos mientras preparamos la gelatina de kiwi.

Para ello comenzaremos con el mismo procedimiento de la gelatina de tres leches, colocamos en un recipiente 100 ml. de agua fría y  añadimos la gelatina en polvo, mezclamos con un tenedor para que se integre y absorba el agua. Reservamos.

En un cazo colocamos los 125 ml. de agua junto con los 60 gramos de azúcar, dejaremos a fuego medio hasta que el azúcar se haya disuelto y la mezcla empiece a hervir. En ese momento añadiremos el kiwi triturado que tenemos reservado y dejaremos que la mezcla se caliente un poco sin que llegue a hervir.

Gelatina de Tres Leches y Kiwi

Mientras tanto calentaremos en el microondas la gelatina que tenemos reservada que ya estará completamente hidratada durante 10-12 segundos. Deberá estar líquida pero sin que llegue a hervir. Añadimos la mezcla a nuestro kiwi y removemos con una espátula de varillas teniendo cuidado de que la gelatina se incorpore perfectamente en toda la mezcla.  Colocamos en una jarra y nos preparamos para el montaje.

Gelatina de Tres Leches y Kiwi

Montaje

Lo primero y más importante: aseguraros de que tenéis espacio en el congelador para guardar el molde sin que se mueva, yo tuve que sacar y recolocar mil cosas antes de comenzar.

Engrasaremos el molde que vayamos a utilizar con spray desmoldante o con aceite, lo llevamos al congelador durante 5 minutos. Cuando el molde esté frío comenzaremos vertiendo la primera capa de gelatina de tres leches. Podéis hacer la cantidad de capas que queráis eso ya depende de vuestro tiempo, así que calculad el grosor de cada capa. Llevamos la mezcla al congelador durante unos 10 a 12 minutos aproximadamente o hasta que la gelatina haya cuajado. Si inclinamos el molde la mezcla no se debe mover.

Gelatina de Tres Leches y Kiwi

OJO: Esto es de vital importancia, la gelatina tiene que estar cuajada, pero no demasiado firme,  Si la presionamos un poco, se nos tiene que pegar en el dedo y al levantar el dedo la gelatina que se ha pegado tiene que estar firme y no se debe de caer, si se cae le faltan unos minutos más en el congelador. Veréis, si la dejamos que cuaje mucho la gelatina no se fusionará bien con la siguiente capa, lo que buscamos con esto es que a la hora del desmoldado, las capas de gelatina se separen. Si la gelatina está demasiado blanda o poco cuajada, al añadir la segunda capa, las dos gelatinas se nos podrían mezclar. Por eso, es muy importante que esté a la textura perfecta antes de añadir la segunda capa.  Hay que tener cuidado a la hora de verter las siguientes capas en el molde, ayudándonos de una espátula o cucharón ya que si lo vertemos de golpe desde arriba podríamos romper la capa inferior, recordad que estará cuajada pero no demasiado firme.

La siguiente capa de gelatina de kiwi la verteremos con la ayuda de una espátula, verteremos muy lentamente teniendo cuidado de no romper la capa inferior, llevamos al congelador nuevamente y en este caso esperaremos a que pasen unos 14-15 minutos para que cuaje, ya que el kiwi no tiene mucha textura. Una vez esté cuajada seguiremos alternando y haciendo las capas que tengamos planificadas hasta terminar con ambas mezclas. Una vez montada completamente la taparemos con papel film y meteremos en la nevera durante 24 horas.

Gelatina de Tres Leches y Kiwi

Mi prueba de fuego

Adrenalina pura le digo yo… el desmoldado, esas palpitaciones que te dan cuando tienes por fin un molde de nordic ware y todo el mundo te tranquiliza diciéndote que se desmolda solo… pues después de mi primera vez con un molde de estos no había vuelto a pasar tantos nervios… vamos que lo de desmoldar los bizcochos lo tengo bordado… pero una gelatina… que nervios!!!

Sumergimos el molde en agua templada durante unos 8-10 segundos. Luego con las manos un poco humedecidas en agua iremos despegando la gelatina de las paredes del molde. Con mucho cuidado colocamos el plato donde la serviremos y giramos… en este momento me encomendé a todos los santos!!! y aunque al principio la gelatina no se desprendía del molde, al final acabo cediendo…

Gelatina de Tres Leches y Kiwi

El resultado? Una gelatina con un sabor suave sin ser excesivamente dulce, las pepitas del kiwi le aportan una textura agradable al paladar, y la presentación pues como la veis… Espero que os guste!  Y recordad que si no la vais a servir enseguida hay que llevarla nuevamente a la nevera.

Gelatina de Tres Leches y Kiwi

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Juego de Blogueros 2.0: Chocolate Dipped Strawberry Cake o Pastel de Chocolate con Fresas y Merengue Suizo de Mantequilla

img_3166

Un mes más estoy aquí con el Juego de Blogueros 2.0 y es que parece que últimamente solo saco tiempo para el blog cuando se trata del Juego del mes… No sé como me lo monto pero nunca llego y eso que cocinar creedme que cocino, y que no vivo solo de postres y pasteles que ya me gustaría a mí! Pero últimamente voy por libre y tan feliz, la constancia en este momento no es posible, al menos no a la hora de hacer publicaciones, así que de momento no prometo constancia, pero sí continuidad en el Juego de Blogueros 2.0

img_3167

Como sabéis, cada mes nuestra querida Mònica del blog dulcesdelimon se encarga de organizar nuestro juego que consiste en proponer a nuestro grupo diferentes ingredientes de temporada, con esa lista hacemos una votación a principios de mes y el ingrediente que más votos recibe es el que utilizamos en nuestras recetas!  Este mes las triunfadoras por excelencia han sido las fresas!!! Me encantan las fresas, hace días tenia pensado hacer una tarta, porque entre bizcocho y bizcocho hace tiempo que no publico una tarta, pero no encontraba el momento, así que cuando vi que el ingrediente del mes eran las fresas lo decidí: Tarta de Chocolate con Fresas. Veamos que han publicado mis compañeros y luego os muestro mi receta

img_3170

Ingredientes para el Bizcocho

  • 155 grs. de harina
  • 45 grs. de cacao en polvo
  • 1 1/4 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/4 cucharadita de levadura
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 75 ml. de aceite de oliva suave (podéis utilizar aceite de girasol)
  • 200 grs. de azúcar
  • 1 huevo + 1 yema
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 175 ml. de leche a temperatura ambiente
  • 125 ml. de agua templada

img_3126

Ingredientes para Merengue Suizo de Mantequilla con Fresas

  • 3 claras de huevo
  • 200 grs. de azúcar
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 300 grs. de mantequilla
  • 8 fresas grandes limpias y trituradas junto con 30 gramos de azúcar
  • 8 fresas más para decorar

Ingredientes para el Glaseado de Chocolate

  • 60 grs. de chocolate negro en trozos
  • 60 ml. de nata para montar
  • 30 grs. de mantequilla
  • 1 pizca de sal

Procedimiento

Precalentar el horno a 180ºC. Engrasar un molde de 16 cm. y reservar.

img_3137

En un bol procedemos a tamizar la harina, el cacao, el bicarbonato, la levadura y la sal. Reservamos.

En el bol de la batidora, colocamos el aceite junto con el azúcar, añadimos el huevo, la yema de huevo adicional y la vainilla, comenzamos a batir durante unos 8 minutos hasta obtener una mezcla esponjosa. Comenzamos a incorporar a velocidad suave los ingredientes secos previamente tamizados, alternando con la leche y el agua. Batimos lo justo para incorporar los ingredientes completamente.

Vertemos nuestra mezcla en el molde que tenemos reservado y lo llevamos al horno durante aproximadamente 30 – 35 minutos, o hasta que al introducir una brocheta en el centro ésta salga completamente limpia.

Sacamos del horno y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

Preparamos nuestro merengue Suizo

Antes de comenzar a preparar nuestro Merengue de Mantequilla Suizo, comenzaremos lavando y troceando 8 fresas grandes, las colocamos en un vaso, les agregamos 30 gramos de azúcar (2 cucharadas) y trituramos con ayuda del túrmix. No es necesario que quede perfectamente triturado, si queréis podéis dejar trocitos, se verán chulos en la tarta! Reservamos.

img_3138

Colocamos las claras junto con el azúcar en un bol. Calentamos al baño maría hasta que el azúcar se disuelva sin parar de remover para que no se nos queme. Nuestras claras deberán alcanzar una temperatura de 115ºC (utilizaremos un termómetro de azúcar).

img_3145

Una vez las claras hayan alcanzado dicha temperatura las colocaremos en el bol de la batidora y comenzaremos a montar hasta formar picos rígidos. El bol se debe de enfriar antes de añadir la mantequilla, no queremos que se nos derrita!!! Una vez el merengue esté templado continuaremos batiendo a velocidad media y añadiendo la mantequilla poco a poco, añadiremos también el puré de fresas que tenemos reservado, puede que la mezcla se corte a la mitad del proceso, pero al cabo de 8-10 minutos obtendréis un merengue suizo sedoso y con un sabor a fresa delicioso! Es muy importante no dejar de batir.

img_3147

Preparamos nuestro Glaseado de Chocolate

Cortamos el chocolate en trozos pequeños y lo colocamos en un recipiente resistente al calor.

En un cazo colocamos la nata junto con la mantequilla y la llevamos a fuego bajo sin que llegue a hervir, cuando comience a salir vapor retiramos del fuego y vertemos sobre el chocolate que tenemos reservado. Removemos hasta que quede suave y añadimos la pizca de sal. Reservamos nuestro glaseado en la nevera durante 10 a 15 minutos antes de utilizarlo en nuestra tarta para conseguir el goteo perfecto.

Montaje de la Tarta

Dependiendo de la cantidad de pisos que queráis hacer en la tarta procedemos a cortar el bizcocho (en mi caso yo he cortado la parte de arriba (estaba un poquito abultado) y luego he hecho un único corte con ayuda de mi cortador de tartas. (Podéis hacerlo perfectamente con un cuchillo de sierra)

img_3150

Una vez hechos los cortes procedemos a rellenar con el merengue, cortamos las fresas restantes en rodajas y las colocamos sobre el merengue.

img_3151

Colocamos la siguiente capa de bizcocho, si tenéis otra capa hacéis lo mismo (no es mi caso) y procedemos a cubrir completamente la tarta con el merengue.

img_3152

img_3153

Aquí cada quien puede seguir su criterio para obtener los bordes perfectos, yo no lo consigo nunca pero tampoco me obsesiono, simplemente cubro con merengue toda la tarta, luego llevo a la nevera 8 minutos, saco y termino de cubrir las imperfecciones más visibles, todo con ayuda de la misma espátula lisa.

img_3154

Sí, sé que hay ahora mil cacharros diferentes para que los bordes queden lisos, perfectos, etc., pero yo soy aficionada y me niego rotundamente a invertir más dinero en cacharros que utilizaré 3 veces al año, principalmente porque no me cabe nada más en la cocina y tengo ya una habitación a tope con cosas de repostería…

img_3155

Lo dicho, que dejamos los bordes lo más curiosos posibles y procedemos a glasear la tarta, para que nos quede el efecto de goteo, nos ayudaremos de una cucharilla y comenzaremos a colocar el chocolate por los bordes, procurando que nos quede perfectamente imperfecto.

img_3156

Cuando hayamos conseguido esos chorretones tan monos, procedemos a colocar chocolate en el centro de la tarta, este lo esparciremos con ayuda de una espátula teniendo mucho cuidado de no estropear nuestros perfectos bordes imperfectos!!!!

img_3158

Listo, decoramos con más fresas y lo tenemos!!!

img_3161

Una tarta deliciosa y dignísima para celebrar mi 30+11 cumpleaños!!!

Espero que os haya gustado!!

img_3164

Más recetas con fresas en mi blog

Tarta de Chocolate, Fresas y Cava

Bundt de Chocolate y Fresas

Victoria Sponge Cake

Pastel de Chocolate con Fresas

Día internacional de la tarta de fresa

Tartaleta de fresas

 

 

 

Mousse de Chartreuse (mamadeta)

Mousse de Chartreuse

Tarragona, 23 de Septiembre día de la fiesta mayor… Santa Tecla, hemos tenido unos días de fiesta, tradición y muchas mamadetas!!! La bebida típica de la ciudad es la mamadeta y básicamente es granizado de limón y licor de Chartreuse. Así que hoy para celebrar la fiesta mayor de mi ciudad adoptiva  (en realidad me siento tan Tarragonina como todos los que han nacido aquí… así que sí, adoptiva sí… pero no!)  he decidido preparar esta Mousse de Chartreuse.

El Chartreuse es un licor francés de alta graduación, elaborado a partir de hierbas maceradas.  El licor se denomina así en honor al monasterio cartujo de la Grande Chartreuse ( en castellano, la Gran Cartuja), de donde procede, en los Alpes, la región de Francia donde se ubica el monasterio.

Y que hacemos los Tarragoninos ( tarraconenses) implantando una bebida típica fabricada en Francia diréis? pues hay algo de historia detrás… en el año 1903 los cartujos fueron expulsados de Francia, y decidieron traer su secreto a Tarragona e implantar aquí una destilería que se convirtió en  el centro de elaboración del licor, al que llamaron “Tarragona”.

2711chartreuse1

Fábrica de la Chartreuse en Tarragona, año 1940 * Foto Diari de Tarragona

Lo fabricaron también en Marsella de 1921 hasta 1929, bajo el mismo nombre de “Tarragona”. Después de la Segunda Guerra Mundial, los cartujos fueron autorizados a regresar a territorio francés y a reinstalarse en el antiguo monasterio, pero la destilería fue reabierta en Voiron, a 25 kilómetros del monasterio. La Chartreuse se siguió fabricando en Tarragona hasta 1989, fecha de cierre de la destilería. Desde entonces sólo se elabora en Voiron.

Mousse de Chartreuse

Los monjes saben lo que hacen, el Chartreuse se elabora con nada más y nada menos que ciento treinta hierbas maceradas en alcohol de uva y destiladas. El alcohol resultante se mezcla con miel destilada y jarabe de azúcar antes de envejecer en barricas de roble. Y aunque la receta sigue siendo un secreto. No está patentada y sólo la conocen dos monjes que la transmiten generación tras generación. La mezcla de las hierbas se prepara en la “sala de las plantas” del monasterio, y es llevada a la destilería en grandes sacos de tela.

Aunque existen diferentes  tipos de Chartreuse y todos proceden de la misma receta original, con las mismas 130 hierbas, en Tarragona se consumen básicamente dos que son los más comunes…

  • Chartreuse Verde (55º) tiene un color verde brillante debido a la clorofila de las plantas que le da su color característico. Se elabora desde 1764.
  • Chartreuse Amarillo (40º), con aromas más suaves y sabor ligeramente dulce. Contiene las mismas hierbas, pero en proporciones diferentes. Se elabora desde 1838.

Como comprenderéis mi devoción a las mamadetas tiene una sola razón: Me encanta la historia!!!

Mousse de Chartreuse

Vamos con la receta!!!

Ingredientes

  • 150 grs. de galletas digestivas
  • 75 grs. de mantequilla sin sal
  • 1/2 cucharadita de cardamomo en polvo
  • 3 claras de huevo
  • 400 grs. de nata para montar
  • zumo de 1 limón
  • 65 ml. de Chartreuse verde (sí, el que tiene más graduación 55º para ser exactos)
  • 75 grs. de azúcar

Para la capa de gelatina

  • 2 hojas de gelatina neutra
  • 1/2 limón grande (zumo)
  • 5 ml. de agua
  • 15 gramos de azúcar
  • colorante alimenticio verde

Procedimiento

En realidad es una receta que se hace en un abrir y cerrar de ojos, pero que deja un sabor espectacular después de una buena comida. Os preguntaréis porque he utilizado el Chartreuse verde para hacer el postre si el licor amarillo tiene un sabor más “dulce” por llamarlo de alguna manera… pues porque me gustan los sabores intensos y mi intención es que persistiera el sabor del licor, por esa misma razón he utilizado poca cantidad de azúcar, pero eso lo podéis modificar a vuestro gusto.

Lo primero que haremos será triturar las galletas digestivas con un túrmix. Añadiremos también el cardamomo para que se mezcle bien. Agregamos la mantequilla y mezclamos, obtendremos una mezcla arenosa.

Mousse de Chartreuse

Preparamos un molde de 20 cm. de diámetro con papel vegetal en la base, colocamos la galleta triturada y la expandiremos en el molde con nuestras manos hasta formar una base. Reservamos.

Seguidamente procedemos a  batir las claras de huevo a punto de nieve (tienen que estar muy firmes) si tenéis a mano crémor tártaro agregad una pizca, esto ayudará a estabilizar las claras y a aumentar su volumen, pero tampoco os obsesionéis si no lo tenéis a mano. Mientras montamos agregamos también la mitad del azúcar. Reservamos.

En otro bol batimos también la nata hasta que se haya montado, recordad que debe de ser nata con 35% mg, que debe de estar muy fría antes de montar y que a ser posible tanto el bol como las varillas deben estar frías también. Añadimos el resto del azúcar mientras montamos.

Mousse de Chartreuse

El siguiente paso será incorporar las claras a la nata, con una espátula y movimientos envolventes, añadiremos también el zumo de limón y el licor. Mezclaremos solamente para incorporar, teniendo cuidado de que la mezcla no se nos baje.  Os recomiendo ir probando el sabor, yo no sentía el sabor del licor, pero añadí un poco más de limón antes que licor y milagro, el sabor se intensificó.

Vertemos la mezcla en el molde que tenemos reservado y guardamos en el congelador durante un mínimo de 8 horas.

Para una presentación más vistosa, preparamos una gelatina de limón con la que cubriremos la parte superior de la mousse, podéis utilizar una gelatina preparada, yo la he hecho con gelatina neutra.

Mousse de Chartreuse

Lo primero es hidratar las hojas de gelatina en agua fría. Lo siguiente será exprimir el zumo de limón. Calentamos el agua en el microondas, escurrimos las hojas de gelatina neutra y las ponemos en el agua caliente, mezclamos hasta que se deshagan, añadimos el azúcar, mezclamos bien, luego el zumo de limón, el colorante verde y removemos bien para finalmente verter la mezcla sobre la mousse que tenemos reservada en el congelador. Pasamos a la nevera, unas 3 horas más, desmoldamos y decoramos antes de servir.

Mousse de Chartreuse

Un postre suave, que entra prácticamente solo… digestivo!!! si, las hierbas son digestivas! simplemente perfecto!!!

Mousse de Chartreuse

Visca Santa Tecla i Visca Tarragona!!!! Viva Santa Tecla y Viva Tarragona con las mamadetas, la bajada del águila, el ambiente y su gente!!!!

 

14355751_1090069761069226_2623593319490951150_n

Uno de los actos más multitudinarios de las fiestas, la baixada de l’aliga * foto de Santa Tecla Tarragona

 

 

 

 

 

 

 

 

Bizcocho de Zanahoria, Manzana y Plátano

Bizcocho de Zanahoria, Plátano y Compota de Manzana

Hoy os traigo un Bizcocho de Zanahoria, Manzana y Plátano ,y es que después del Juego de Blogueros 2.0 del mes de mayo donde me esperaba encontrar un amplio repertorio de bizcochos de zanahoria, yo me he quedado “con mono”. Adoro los bizcochos de zanahoria, esponjosos, jugosos con ese sabor tan característico… Peeeerooo siempre me lo pienso dos veces antes de hacerlo porque a mi me gusta completito con una buena cobertura de queso… en otras palabras, calorías a tope… y con el ritmo de vida muchas veces es complicado encontrar el balance, el equilibrio, la dualidad entre el gym y el ñam!!! Así que me abstengo de prepararlo porque sé que soy incapaz de resistirme. Eso no quita que el Carrot Cake esté entre mis favoritos, y muy pronto os traeré mi primera receta… la que me hizo enamorarme del Carrot Cake! De momento, nos quedamos con una versión más ligera, pero espectacular!!!

Bizcocho de Zanahoria, Plátano y Compota de Manzana

Ingredientes

  • 200 grs. de puré de plátano (guineo)
  • 200 grs. de zanahoria rallada
  • 50 grs. de compota de manzana (mejor si la preparáis casera) *
  • 2 huevos L
  • 250 grs. de harina para bizcochos
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 70 ml. de aceite de coco
  • 100 grs. de azúcar moreno

Para la compota de manzana casera

  • 600 grs. de manzanas peladas y troceadas (yo he utilizado 3 grandes)
  • 300 ml. de agua
  • 150 grs. de azúcar
  • 1 vaina de vainilla

En un cazo pondremos el agua y el azúcar. Llevaremos a ebullición a fuego medio para que el azúcar se disuelva poco a poco. Dejamos un par de minutos hasta que se forme un almíbar muy ligero.

Bizcocho de Zanahoria, Plátano y Compota de Manzana

Cuando tengamos las manzanas lavadas, peladas y descorazonadas, procedemos a cortarlas en trozos pequeños, las añadimos al almíbar que tenemos preparado junto con la vaina de vainilla a la que habremos hecho un corte transversal. Tapamos el cazo, bajamos el fuego y cocemos durante unos 30 minutos. Cuando los trozos de manzana estén suaves, retiramos del fuego y quitamos el exceso de líquido. Finalmente pasamos por el túrmix. Esta compota es muy versátil, utilizaremos solamente 50 gramos de la compota para nuestro bizcocho, pero el resto lo aprovecharéis para acompañar un helado, incluso alguna carne, o a cucharadas, es simple y deliciosa! Os recomiendo guardarla en botes previamente esterilizados, dejar enfriar completamente y luego guardar en la nevera.

Bizcocho de Zanahoria, Plátano y Compota de Manzana

Ahora con la compota preparada (podéis hacerla un día antes) ya podemos comenzar a preparar nuestro bizcocho.

Procedimiento

Precalentamos el horno a 180º C. Engrasamos y enharinamos el molde de nuestra elección. Reservamos.

Bizcocho de Zanahoria, Plátano y Compota de Manzana

Rallamos la zanahoria, os recomiendo utilizar el rallador, dependiendo de vuestro gusto podéis rallarla más gruesa o más finita, lo que puedo deciros es que cuanto más finita esté a la hora de la cocción en el bizcocho quedará casi imperceptible y dará muchísima jugosidad al bizcocho.

En un bol procedemos a tamizar los ingredientes secos: harina, bicarbonato, canela, nuez moscada y sal. Reservamos.

En el bol de la batidora procedemos a batir el aceite de coco con el azúcar moreno, añadimos los huevos hasta obtener una mezcla cremosa. Incorporamos el puré de plátano, y la compota de manzana. Luego añadiremos la harina, yo he mezclado manualmente con varillas, para evitar que quede muy batida. Finalmente incorporamos la zanahoria rallada, mezclamos hasta que esté todo completamente integrado. Colocamos la mezcla en el molde que tenemos reservado y metemos al horno durante unos 45 minutos aproximadamente, o hasta que al introducir una brocheta en el centro ésta salga completamente limpia.

Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla durante unos 15 minutos antes de desmoldar para dejar enfriar completamente.

Bizcocho de Zanahoria, Plátano y Compota de Manzana

Si os apetece podéis preparar un glaseado, cubrirlo con azúcar glas o dejarlo tal cual y acompañarlo con un poco de compota de manzana.

Para el glaseado

  • 150 gramos de azúcar glas
  • 30 ml. de nata

Mezclamos con unas varillas estos dos ingredientes, hasta integrar. Con ayuda de un biberón vertemos sobre el bizcocho. Si queréis menos cantidad simplemente tendréis que utilizar la mitad de los ingredientes. Si utilizáis menos nata y más azúcar el glaseado os quedará más espeso. Yo suelo hacerlo a ojo, aunque he de deciros que acompañado de la compota de manzana está delicioso.

Bizcocho de Zanahoria, Plátano y Compota de Manzana

Un bizcocho jugoso, tierno, esponjoso y delicioso, no os quedéis sin probarlo!!!

Bizcocho de Zanahoria, Plátano y Compota de Manzana

 

 

 

 

 

Juego de Blogueros 2.0: Panna Cotta con Corazón de Zanahoria

Panna Cotta de Zanahoria

Y acabamos mayo, ya casi estamos en el ecuador del año y lo hacemos con un ingrediente delicioso, la zanahoria. Personalmente llevaba mucho tiempo esperando el momento de poder elaborar algo con zanahoria porque al cerrar los ojos inmediatamente acuden a mí imágenes de las más esponjosas, jugosas y deliciosas tartas de zanahoria, las adoro en todas sus versiones, me encantan los muffins, cupcakes, galletas, y por supuesto la zanahoria en todos los guisos, carnes, lentejas,… Y cuando por fin salió la zanahoria como ingrediente del mes… tacháaaaan!!!! Me quedo completamente en blanco…  A ver, os explico, no completamente en blanco, sino, queriendo experimentar cosas diferentes, porque personalmente intento hacer algo que nunca antes he hecho para el juego de blogueros, quiero sorprenderme a mí misma… y es algo complicado…

Panna Cotta de Zanahoria

Mi receta en esta ocasión es bastante tradicional, la panna cotta es un postre clásico y sencillo de los de toda la vida, pero he intentando reproducir unas técnicas que he visto en el nuevo Masterchef… si, siempre que puedo veo Masterchef! Y el resultado me ha gustado mucho… Está claro que el resultado es diferente, en casa nosotros no tenemos todos los aparatos que hay en las cocinas de Masterchef, por tanto los tiempos de preparación son más largos, pero es igual, nosotros no necesitamos servir las panna cottas en determinados minutos, podemos prepararlas tranquilamente de un día para otro…  No sé lo que han preparado mis compañeros, vamos a verlos?

Y ahora nos vamos a preparar estas deliciosas Panna Cottas, os animáis?
Panna Cotta de Zanahoria

Ingredientes Para la Mermelada de Zanahoria

  • 500 grs. de zanahorias limpias
  • 500 grs. de azúcar
  • 2 limones
  • 400 ml. de agua (utilizaremos 200 ml. para cocer la zanahoria)
  • 1 manzana limpia (con su piel)

Elaboración

Panna Cotta de Zanahoria

Cortamos las zanahorias y la manzana, poniéndolas a cocer en un cazo con 200 ml. de agua. Una vez transcurrido el tiempo retiramos el agua sobrante y les pasamos el túrmix para hacer un puré espeso. Reservamos.

Panna Cotta de Zanahoria

En otro cazo pondremos 200 ml. de agua, el azúcar, las pieles de los dos limones y el zumo de un limón, ponemos a cocer hasta obtener un almíbar de hebra regular, añadimos el puré de zanahoria que tenemos reservado y dejamos cocer durante unos 15 minutos más.

Panna Cotta de Zanahoria

Separamos 600 gramos de esta mermelada y el resto lo  podemos envasar  en botes previamente esterilizados. (La mermelada está de vicio!)

Panna Cotta de Zanahoria

Meteremos en el congelador un molde semi esféfico o como en mi caso una bandeja de silicona con forma de corazones rellena de mermelada de zanahoria. El resto lo reservamos, (ellos utilizaron Coulis). Cuando esté completamente congelado podemos continuar con la elaboración.

Ingredientes Para la Panna Cotta

  • 350 ml. de nata para montar
  • 150 ml. leche entera
  • 1 vaina de vainilla
  • 90 grs. de azúcar blanquilla
  • 3 hojas de gelatina neutra
  • 35 grs. de zumo de limón

 Elaboración

Panna Cotta de Zanahoria

Colocamos en un cazo la leche, junto con la nata, el azúcar y la vainilla a fuego medio, antes de que hierva añadiremos las hojas de gelatina previamente hidratadas y perfectamente escurridas.

Panna Cotta de Zanahoria

Retiramos del fuego y añadimos el zumo de limón. Tamizamos y rellenamos nuestros moldes hasta la mitad, metemos en el congelador durante una hora aproximadamente.

Panna Cotta de Zanahoria

Con el resto de la mermelada que tenemos reservada, utilizaremos unos 500 ml. aproximadamente, añadiremos 15 gramos de gelificante, en mi caso yo he utilizado el Gelfix de Dr. Oetker que era lo que tenía más a mano, vuelvo y repito, no es lo mismo una cocina profesional a nuestras cocinas de casa…  Una vez hemos agregado el Gelfix y con ayuda de un termómetro volvemos a colocar nuestra mermelada al fuego controlando de que alcance los 80º C.

Sacamos las esferas o corazones que tenemos en el congelador, las unimos por la mitad y pasamos por la mezcla de la mermelada con gelificante, esto hará que se una por fuera pero se mantenga tierno por dentro.

Panna Cotta de Zanahoria

Sacamos las Panna Cottas del congelador, introducimos el corazón y cubrimos con el resto de Panna Cotta. Metemos esta vez a la nevera y dejamos de un día para otro.

Panna Cotta de Zanahoria

Desmoldamos y servimos. Yo he decorado con hilos de azúcar, y también con mermelada de zanahoria, porque el reto precisamente va de zanahoria… Espero que os haya gustado, a mí desde luego me ha enamorado!

Panna Cotta de Zanahoria

Y para terminar he de deciros que la mermelada de zanahoria está deliciosa, es diferente. Animaros a prepararla, hemos aprovechado para usarla en nuestros desayunos y en otras preparaciones que os contaré más adelante!!

 

 

 

 

 

Juego de Blogueros 2.0 :Mousse de Chocolate Blanco y Limón sobre Sablée de Cardamomo

IMG_2614 - copia

Ya tenemos un mes más el Juego de Blogueros 2.0, el mes de abril ha llegado a su fin y como ya es costumbre el último día de cada mes, os traigo una entrada muy especial. Este mes, nuestro ingrediente estrella: El Limón. He preparado una receta muy especial, Mousse de Chocolate Blanco y Limón acompañada de un Coulis de Mango y Ron, servida sobre un Sablée de Cardamomo y decorada con una gelatina de limón. La receta está dividida en varias elaboraciones, este mes he ido corta de tiempo, he tenido que dividir el trabajo en dos tardes; el primer día he aprovechado para hacer las preparaciones del coulis, sablée, mousse y gelatina. Al día siguiente he hecho el montaje, las fotografías y la degustación. El resultado es realmente sorprendente, cada minuto que pasas en la cocina está perfectamente recompensado, porque cuando pruebas este exquisito bocado quieres repetir. Es un postre suave, ideal para cerrar con broche de oro una comida o cena con invitados.

Este mes tengo el presentimiento de que el Juego de Blogueros 2.0 nos dejará exquisitas recetas dulces… pero no quiero anticiparme, mejor os invito a que me acompañéis a descubrir lo que han preparado mis compañeros de aventura este mes:

Y ahora vamos con mi receta

IMG_2612 - copia

  • Ingredientes para el Sablée de Cardamomo
  • 125 grs. de mantequilla pomada
  • 65 grs. de azúcar
  • 14 vainas de cardamomo
  • 28 grs. de huevo (batimos un huevo pequeño y pesamos lo que necesitaremos)
  • 250 grs. de harina
  • una pizca de sal
  •  Procedimiento
  • IMG_2599
  • Pelamos las vainas de cardamomo y nos quedamos con las semillas que colocamos junto con el azúcar en un procesador de alimentos, el azúcar nos quedará finita, como azúcar glas, y las semillas de cardamomo un poco más finas de lo normal, si queréis podéis machacar las semillas en un mortero y dejar el azúcar tal cual.
  • IMG_2601
  • Colocamos en un bol la mantequilla junto con el azúcar y las semillas de cardamomo y mezclamos con una espátula hasta conseguir una crema homogénea; a continuación añadimos el huevo y mezclamos bien hasta que se integre. Finalmente añadiremos la harina y la sal; mezclaremos todo, si es necesario nos ayudaremos con las manos hasta que podamos formar una bola homogénea pero sin amasar mucho, la envolveremos en papel film y meteremos en la nevera durante dos horas aproximadamente para que se endurezca y la podamos trabajar.
  • IMG_2602
  • Transcurridas las dos horas, precalentamos el horno a 180º C,  sacamos la masa de la nevera, y  ayudándonos de un rodillo (en mi caso de silicona) estiramos la masa y cortamos las galletas con un molde dándoles la forma que os apetezca. Metemos al horno durante 18 minutos aproximadamente o hasta obtener un bonito color dorado (sin que se quemen!) las sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Reservamos.
  • IMG_2604
  • Ingredientes para el Coulis de Mango y Ron
  • Mousse de Chocolate Blanco y Limón
  • 350 grs. de mango maduro (sin piel ni hueso)
  • 25 grs. de azúcar
  • 15 ml. de zumo de limón natural
  • 30 ml. de ron negro
  • Procedimiento
  • Mousse de Chocolate Blanco y Limón
  • Pelamos el mango y lo cortamos en dados, lo colocamos en un cazo y añadimos el azúcar, el zumo de limón y también el ron. Pondremos el cazo al fuego y dejaremos que comience a hervir, en ese momento bajaremos la temperatura a media baja y proseguiremos la cocción durante diez minutos aproximadamente. Parte del alcohol se habrá evaporado y también del liquido.
  • Mousse de Chocolate Blanco y Limón
  • Retiraremos el cazo del fuego y pasaremos su contenido por el túrmix hasta obtener una crema fina y homogénea. Si queréis podéis incluso tamizarla para que quede aún más fina. Dejamos enfriar completamente a temperatura ambiente, luego podréis ponerlo en un recipiente con tapa hermética y  guardarlo en la nevera.
  • Ingredientes  Mousse de Chocolate Blanco
  • 2 limones
  • 300 grs. de chocolate blanco
  • 160 ml. de nata para montar
  • 6 claras de huevo
  • 30 grs. de azúcar glas
  • Procedimiento
  • Comenzamos por cortar la piel de uno de los limones con mucho cuidado quitando solamente la parte amarilla, inevitablemente se vendrá un poco de la parte blanca, pero intentaremos que sea lo menos posible. Reservamos.
  • Preparamos un molde rectangular (yo he utilizado uno de 33 x 24 cm. ) cubriendo la base con papel vegetal. Reservamos.
  • Exprimiremos el zumo de los dos limones y tamizamos. Reservamos.
  • Mousse de Chocolate Blanco y Limón
  • Trocearemos el chocolate y lo pondremos en un bol. Reservamos. En un cazo, ponemos a hervir la nata junto con la corteza de limón. Dejamos infusionar un par de minutos con el limón y luego añadimos al chocolate blanco que tenemos reservado en el bol; retiramos la piel del limón y removemos hasta que se derrita todo. Añadimos el zumo de los dos limones que tenemos reservado, (si os gusta más ácido podéis añadir más zumo de limón, personalmente encontré un balance perfecto entre la acidez y dulzor con esta cantidad, pero puede variar según el tamaño de los limones).
  • Finalmente batiremos las claras a punto de nieve junto con el azúcar y el crémor tártaro. Sabremos que lo tenemos cuando al levantar las varillas se forme un pico en las claras. Mezclamos un cuarto de las claras con el chocolate  y después el resto. Con mucho cuidado para que no se bajen. Vertemos nuestra mousse en el molde que tenemos reservado y metemos en la nevera.
  • Gelatina Casera de Limón
  • 1 limón grande
  • 1 mandarina
  • 100 ml. de agua
  • 150 grs. de azucar
  • 8 hojas de gelatina neutra (hidratadas)
  • colorante alimenticio (yo he utilizado amarillo, pero podéis utilizar verde si os gusta más)
  • (en total utilizaremos 170 ml. de zumo de fruta entre el limón y la mandarina, procurad utilizar todo el limón y completar con mandarina)
  • Procedimiento
  •  Siento no tener reportaje gráfico del procedimiento, espero poder explicarlo de la forma más clara posible. En caso contrario no dudéis en contactarme!
  • Lo primero que haremos será poner a hidratar las hojas de gelatina en un bol con agua fría durante al menos 5 minutos.
  • Exprimir el zumo de medio limón. Exprimir también la mandarina y reservamos.
  • Haremos un jarabe suave. Colocaremos el agua y el azúcar en un cazo y pondremos a cocer a fuego medio durante 5 minutos sin remover.
  • Añadir los zumos de naranja y mandarina previamente tamizados y llevar a ebullición a fuego lento durante  2-3 minutos más removiendo para que se mezclen bien. Retirar el cazo del fuego y añadir las hojas de gelatina bien escurridas, remover con unas varillas para que se deshagan con  el jarabe. Añadir el colorante alimenticio en gel, (con un poquito tendréis suficiente) remover hasta obtener un color homogéneo y verter la mezcla en un molde rectangular de 33 x 24 cm., dejar reposar hasta que la mezcla esté tibia. Luego metemos en la nevera durante unas 3 horas antes de utilizar. 
  • Como os he dicho antes, si queréis, podéis utilizar cualquier gelatina de limón de las que vienen preparadas, pero el sabor de las cosas hechas con amor en casa… esas no las venden en ningún supermercado… 😉
  • Montaje
  • Ayudándonos de un molde redondo, colocaremos una base de Coulis de Mango sobre nuestro Sablée de Cardamomo.
  • IMG_2609
  •  Seguidamente y haciendo uso del mismo molde redondo cortaremos la Mousse de Chocolate y Limón y colocaremos con mucho cuidado sobre el Coulis de mango.
  • IMG_2611
  • Yo he elaborado una gelatina casera de limón con la cual he cubierto la parte superior de la mousse, para decorarla, si queréis podéis hacerla casera o comprada, o simplemente dejarla sin gelatina, estará igualmente buena, os lo garantizo.
  • IMG_2613 - copia
  • El contraste de texturas de este postre es exquisito, los sabores están complementados unos con otros, los toques de cardamomo son siempre una agradable sorpresa al paladar, y la acidez del limón queda camuflado con el dulzor del chocolate y el mango sin llegar a ser excesivo. He quedado gratamente sorprendida porque la idea original era una tarta de limón pero con el paso de los días la base de la tarta se convirtió en sablée y la idea original cambió completamente, y es precisamente eso lo que me gusta del juego de blogueros, que nos hace pensar tanto que nos saca de nuestra zona de confort para llevarnos a lugares insospechados… (al menos a mi me pasa así!)
  • IMG_2614 - copia
  • Y es que no hay nada como el cariño que se pone en los proyectos que tienes en común con personas a las que aprecias, este grupo de blogueros se ha metido en mi corazón, aunque a la mayoría solo conozco de forma virtual este año ya he podido abrazar a tres de ellos: Inma, Mònica y Fran. El mes que viene, tendré la oportunidad de conocer a otra compañera más.  Y tengo intención de poco a poco ir conociéndoos a todos en persona aunque lleve tiempo… Creo que tendré que recorrer media España o igual os animáis a visitar mi ciudad!!
  • Espero que os guste mi propuesta, y que os animéis a prepararla!!!
  • Mousse de Chocolate Blanco y Limón

Tarta de Chocolate Tricolor

Tarta de Chocolate Tricolor

Estoy de nuevo por aquí con una receta dulce… muy dulce! Una Tarta de Chocolate Tricolor que está deliciosa… Y es que llevaba yo meses posponiendo esta receta, siempre pensando igual: esta receta es una bomba… mejor lo dejo para más adelante, quién me ayudará a comerla?… Pero no pude resistirme más, tenía que probarla y mi intuición no fallaba, es una bomba… porque está exquisita, así que no dejéis de probarla!

IMG_2333

 

Ya sabéis que el chocolate me apasiona, en todas sus versiones: el chocolate negro, el chocolate blanco y como no, el chocolate con leche, también con menta, con naranja, con caramelo, con fresas… el chocolate me gusta SIEMPRE!

Tarta de Chocolate Tricolor

El chocolate posee un auténtico don para arreglar problemas. Unos instantes de tristeza, una jornada estresante, una discusión, una recompensa, un placer secreto… El chocolate siempre nos brinda una respuesta.

Después de ver diferentes versiones de esta receta, en blogs y revistas, decidí que el momento de hacer la mía había llegado… espero que os guste!

Ingredientes

Para la base

  • 300 grs. de galletas Oreo
  • 50 grs. de mantequilla sin sal

Para el relleno

  • 150 grs. de chocolate de cobertura blanco
  • 150 grs. de chocolate de cobertura con leche
  • 150 grs. de chocolate de cobertura negro
  • 1 litro de nata para montar (330 ml. para cada capa aprox.)
  • 500 ml. de leche (165 ml. para cada capa aprox.)
  • 3 sobres de cuajada en polvo
  • 6 hojas de gelatina neutra
  • 125 grs. de azúcar (50 grs. al chocolate con leche y 75 grs. al chocolate negro)

Para la decoración

  • 40 grs. de chocolate de cobertura negro
  • 40 grs. de chocolate de cobertura con leche
  • 40 grs. de chocolate de cobertura blanco

Procedimiento

Comenzaremos por preparar el molde para nuestra tarta, lo forraremos con papel de horno, de esta forma será mucho más fácil a la hora de desmoldar. Yo he utilizado un molde desmontable de 25 cm. de diámetro.

Tarta de Chocolate Tricolor

Para la base de nuestra tarta, troceamos las galletas y las pasamos por el túrmix o robot de cocina, también se vale picadora, o lo que tengáis a mano, os debe de quedar la galleta hecha polvo. Metemos la mantequilla en el microondas durante unos segundos para que se derrita y la mezclamos con la galleta. La colocamos en el fondo del molde y la extendemos con los dedos hasta obtener una capa uniforme que recubra el fondo. Esta será la base de nuestra tarta. Reservamos en la nevera un mínimo de treinta minutos.

Lo siguiente que haremos será preparar las tres capas de chocolate. Las tres capas se hacen de forma similar, pero la capa de chocolate blanco no lleva azúcar, la capa de chocolate con leche lleva 50 gramos y la capa de chocolate negro lleva 75 gramos de azúcar. Comenzaremos por la capa de chocolate blanco. Lo primero que haremos será mezclar  la leche con el sobre de cuajada. Removemos y reservamos.

Tarta de Chocolate Tricolor

Dejamos las seis hojas de gelatina en remojo con agua fría.

Tened en cuenta que esta mezcla debe de hervir cuatro veces en total para conseguir la textura que buscamos.

Ponemos a hervir la nata y al primer hervor agregamos la mezcla de leche y cuajada. Retiramos del fuego y removemos. Volvemos a poner al fuego y dejamos que hierva nuevamente, retiramos del fuego, removemos y volvemos a poner; cuando vuelva a hervir retiraremos y añadiremos el chocolate blanco troceado, removemos hasta que se haya disuelto y finalmente agregamos dos hojas de gelatina escurridas, removemos hasta que se disuelvan completamente  y vertemos en el molde.

Tarta de Chocolate Tricolor

Metemos en la nevera mientras preparamos la siguiente capa y repetimos el procedimiento, esta vez con el chocolate negro. El único cambio será que añadiremos 75 gramos de azúcar a la nata. Antes de verter esta segunda capa haremos unas pequeñas incisiones sobre la capa de chocolate blanco con un tenedor, formando rayas para facilitar que la siguiente capa se asiente bien. Vertemos en el molde y reservamos en la nevera.

Tarta de Chocolate Tricolor

Repetiremos la operación con el chocolate con leche, la única diferencia será la cantidad de azúcar que esta vez añadiremos solamente 50 gramos.

Una vez finalizado dejamos en la nevera durante mínimo 24 horas antes de servir.

Para la decoración

Tarta de Chocolate Tricolor

Calentaremos los tres chocolates al baño María por separado, hasta que se fundan. Mezclarlos, remover ligeramente sin llegar a integrarlos del todo y extenderlos sobre una hoja de papel de horno. Dejarlos enfriar en el congelador y cortarlos en triángulos con un cuchillo grande y bien afilado.

Tarta de Chocolate Tricolor

Desmoldar la tarta con cuidado, colocarla en una base poniendo alrededor y en el centro los triángulos de chocolate. Servirla enseguida.

Tarta de Chocolate Tricolor

Esta tarta lo tiene todo! es bonita y además riquísima!!! Yo después de esta tarta he decidido que si en el cielo no hay chocolate… no voy! 🙂

Tarta de Chocolate Tricolor

 

 

 

Anteriores Entradas antiguas