Juego de Blogueros 2.0: Chocolate Dipped Strawberry Cake o Pastel de Chocolate con Fresas y Merengue Suizo de Mantequilla

img_3166

Un mes más estoy aquí con el Juego de Blogueros 2.0 y es que parece que últimamente solo saco tiempo para el blog cuando se trata del Juego del mes… No sé como me lo monto pero nunca llego y eso que cocinar creedme que cocino, y que no vivo solo de postres y pasteles que ya me gustaría a mí! Pero últimamente voy por libre y tan feliz, la constancia en este momento no es posible, al menos no a la hora de hacer publicaciones, así que de momento no prometo constancia, pero sí continuidad en el Juego de Blogueros 2.0

img_3167

Como sabéis, cada mes nuestra querida Mònica del blog dulcesdelimon se encarga de organizar nuestro juego que consiste en proponer a nuestro grupo diferentes ingredientes de temporada, con esa lista hacemos una votación a principios de mes y el ingrediente que más votos recibe es el que utilizamos en nuestras recetas!  Este mes las triunfadoras por excelencia han sido las fresas!!! Me encantan las fresas, hace días tenia pensado hacer una tarta, porque entre bizcocho y bizcocho hace tiempo que no publico una tarta, pero no encontraba el momento, así que cuando vi que el ingrediente del mes eran las fresas lo decidí: Tarta de Chocolate con Fresas. Veamos que han publicado mis compañeros y luego os muestro mi receta

img_3170

Ingredientes para el Bizcocho

  • 155 grs. de harina
  • 45 grs. de cacao en polvo
  • 1 1/4 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/4 cucharadita de levadura
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 75 ml. de aceite de oliva suave (podéis utilizar aceite de girasol)
  • 200 grs. de azúcar
  • 1 huevo + 1 yema
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 175 ml. de leche a temperatura ambiente
  • 125 ml. de agua templada

img_3126

Ingredientes para Merengue Suizo de Mantequilla con Fresas

  • 3 claras de huevo
  • 200 grs. de azúcar
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 300 grs. de mantequilla
  • 8 fresas grandes limpias y trituradas junto con 30 gramos de azúcar
  • 8 fresas más para decorar

Ingredientes para el Glaseado de Chocolate

  • 60 grs. de chocolate negro en trozos
  • 60 ml. de nata para montar
  • 30 grs. de mantequilla
  • 1 pizca de sal

Procedimiento

Precalentar el horno a 180ºC. Engrasar un molde de 16 cm. y reservar.

img_3137

En un bol procedemos a tamizar la harina, el cacao, el bicarbonato, la levadura y la sal. Reservamos.

En el bol de la batidora, colocamos el aceite junto con el azúcar, añadimos el huevo, la yema de huevo adicional y la vainilla, comenzamos a batir durante unos 8 minutos hasta obtener una mezcla esponjosa. Comenzamos a incorporar a velocidad suave los ingredientes secos previamente tamizados, alternando con la leche y el agua. Batimos lo justo para incorporar los ingredientes completamente.

Vertemos nuestra mezcla en el molde que tenemos reservado y lo llevamos al horno durante aproximadamente 30 – 35 minutos, o hasta que al introducir una brocheta en el centro ésta salga completamente limpia.

Sacamos del horno y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

Preparamos nuestro merengue Suizo

Antes de comenzar a preparar nuestro Merengue de Mantequilla Suizo, comenzaremos lavando y troceando 8 fresas grandes, las colocamos en un vaso, les agregamos 30 gramos de azúcar (2 cucharadas) y trituramos con ayuda del túrmix. No es necesario que quede perfectamente triturado, si queréis podéis dejar trocitos, se verán chulos en la tarta! Reservamos.

img_3138

Colocamos las claras junto con el azúcar en un bol. Calentamos al baño maría hasta que el azúcar se disuelva sin parar de remover para que no se nos queme. Nuestras claras deberán alcanzar una temperatura de 115ºC (utilizaremos un termómetro de azúcar).

img_3145

Una vez las claras hayan alcanzado dicha temperatura las colocaremos en el bol de la batidora y comenzaremos a montar hasta formar picos rígidos. El bol se debe de enfriar antes de añadir la mantequilla, no queremos que se nos derrita!!! Una vez el merengue esté templado continuaremos batiendo a velocidad media y añadiendo la mantequilla poco a poco, añadiremos también el puré de fresas que tenemos reservado, puede que la mezcla se corte a la mitad del proceso, pero al cabo de 8-10 minutos obtendréis un merengue suizo sedoso y con un sabor a fresa delicioso! Es muy importante no dejar de batir.

img_3147

Preparamos nuestro Glaseado de Chocolate

Cortamos el chocolate en trozos pequeños y lo colocamos en un recipiente resistente al calor.

En un cazo colocamos la nata junto con la mantequilla y la llevamos a fuego bajo sin que llegue a hervir, cuando comience a salir vapor retiramos del fuego y vertemos sobre el chocolate que tenemos reservado. Removemos hasta que quede suave y añadimos la pizca de sal. Reservamos nuestro glaseado en la nevera durante 10 a 15 minutos antes de utilizarlo en nuestra tarta para conseguir el goteo perfecto.

Montaje de la Tarta

Dependiendo de la cantidad de pisos que queráis hacer en la tarta procedemos a cortar el bizcocho (en mi caso yo he cortado la parte de arriba (estaba un poquito abultado) y luego he hecho un único corte con ayuda de mi cortador de tartas. (Podéis hacerlo perfectamente con un cuchillo de sierra)

img_3150

Una vez hechos los cortes procedemos a rellenar con el merengue, cortamos las fresas restantes en rodajas y las colocamos sobre el merengue.

img_3151

Colocamos la siguiente capa de bizcocho, si tenéis otra capa hacéis lo mismo (no es mi caso) y procedemos a cubrir completamente la tarta con el merengue.

img_3152

img_3153

Aquí cada quien puede seguir su criterio para obtener los bordes perfectos, yo no lo consigo nunca pero tampoco me obsesiono, simplemente cubro con merengue toda la tarta, luego llevo a la nevera 8 minutos, saco y termino de cubrir las imperfecciones más visibles, todo con ayuda de la misma espátula lisa.

img_3154

Sí, sé que hay ahora mil cacharros diferentes para que los bordes queden lisos, perfectos, etc., pero yo soy aficionada y me niego rotundamente a invertir más dinero en cacharros que utilizaré 3 veces al año, principalmente porque no me cabe nada más en la cocina y tengo ya una habitación a tope con cosas de repostería…

img_3155

Lo dicho, que dejamos los bordes lo más curiosos posibles y procedemos a glasear la tarta, para que nos quede el efecto de goteo, nos ayudaremos de una cucharilla y comenzaremos a colocar el chocolate por los bordes, procurando que nos quede perfectamente imperfecto.

img_3156

Cuando hayamos conseguido esos chorretones tan monos, procedemos a colocar chocolate en el centro de la tarta, este lo esparciremos con ayuda de una espátula teniendo mucho cuidado de no estropear nuestros perfectos bordes imperfectos!!!!

img_3158

Listo, decoramos con más fresas y lo tenemos!!!

img_3161

Una tarta deliciosa y dignísima para celebrar mi 30+11 cumpleaños!!!

Espero que os haya gustado!!

img_3164

Más recetas con fresas en mi blog

Tarta de Chocolate, Fresas y Cava

Bundt de Chocolate y Fresas

Victoria Sponge Cake

Pastel de Chocolate con Fresas

Día internacional de la tarta de fresa

Tartaleta de fresas

 

 

 

Sachertorte (Tarta Sacher)

???????????????????????????????

Hoy toca un clásico, personalmente creo que es una de las mejores tartas del mundo mundial, la Tarta Sacher o Sachertorte. Es una tarta de chocolate típica de Austria. Consiste en dos planchas gruesas de bizcocho de chocolate separadas por una fina capa de mermelada de albaricoque y recubiertas con un glaseado de chocolate negro por encima y los lados. El chocolate que cubre la tarta permite que se conserve durante largos períodos de tiempo. Así a priori, pudiera parecer que no se trata de nada del otro mundo, pero esta tarta, cuya receta es uno de los secretos mejor guardados, se ha ganado con el paso de los años la categoría de ser considerada una de las mejores tartas del mundo.

La Sachertorte fue creada  en 1832 por Franz Sacher, entonces joven aprendiz de repostería, para deleitar a un selecto grupo de invitados del príncipe Klemens Wenzel von Metternich. Tras pasar 16 años trabajando en Bratislava y Budapest, Sacher volvió a Viena y abrió una tienda de delicatessen y vinos. Eduard, el hijo mayor de Franz Sacher, fue aprendiz de repostero en la confitería vienesa Demel. Allí empezó a confeccionar la tarta de su padre en la forma que hoy se conoce. En 1876 fundó el Hotel Sacher, todavía hoy existente, y comenzó a vender la Sachertorte. Tras la muerte de Eduard Sacher, su esposa Anna continuó regentando el hotel.

La propiedad de la receta fue motivo de disputas legales a mediados del siglo XX entre los herederos de Sacher (dueños del hotel) y la pastelería Demel. El tema fue que Franz envió a su hijo Eduard a trabajar como aprendiz a una confitería de la ciudad, Demel, donde comenzó a preparar la receta de la famosa tarta de su padre. Después de la muerte de Eduard, cuando su viuda se quedó a cargo del hotel que había fundado su marido, el Hotel Sacher, ambos establecimientos reclamaron su derecho de denominar Sacher a la tarta que comercializaban, ganando el litigio el Hotel después de varios años.  Finalmente la  justicia dictaminó que el hotel tenía derecho a comercializar el dulce con el apelativo de Original Sacher-Torte, mientras que Demel debía hacerlo como Eduard Sacher-Torte

Después de leer mil versiones diferentes sobre esta tarta, hoy quiero compartir con vosotros la versión de Los Dulces de Ligia. Estoy segura os encantara!

Al lío…

Ingredientes para la Sachertorte

Bizcocho

  • 140 g. mantequilla a temperatura ambiente
  • 110 g. azúcar glas y 110 g. azúcar blanquilla
  • 1 vaina de vainilla
  • 6 huevos
  • 130 g. chocolate 70% cacao
  • 140 g. harina de trigo
  • 200 g. mermelada de albaricoque
  • Para untar el molde: 1 nuez de mantequilla y 1 cucharada de harina

Para el Almíbar

  • 200 g. azúcar
  • 125 ml. agua

Para la cobertura

  • 200 gramos de chocolate de cobertura o fondant
  • 70 gramos de mantequilla

Procedimiento

???????????????????????????????

Precalentamos el horno a 170 grados y preparamos nuestro molde; con la base del molde haremos una plantilla en el papel de horno y recortamos. Untaremos la base y las paredes de nuestro molde con mantequilla, pegamos en la base el papel que hemos recortado y espolvoreamos con harina las paredes. Reservamos para comenzar con nuestra tarta.

Lo primero que haremos será separar las claras de las yemas, reservar las yemas, seguidamente montaremos las claras a punto de nieve y las reservamos.

En un bol grande y limpio, batimos la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar glas y el interior de una vaina de vainilla. Si no tenéis una vaina de vainilla podéis sustituirlo por una cucharadita de extracto de vainilla. Cuando nuestra mantequilla esté completamente integrada con el azúcar glas, añadiremos las yemas de huevo una a una, batiendo hasta obtener la textura de una crema espesa.Añadimos el merengue que tenemos reservado y la harina, (previamente tamizada) a nuestro bol de la mantequilla y procederemos a mezclar delicadamente con una cuchara de madera hasta integrar completamente.

IMPORTANTE!!! Los primeros 15  minutos de horno mantendremos la puerta entreabierta. Pasados los primeros 15 minutos cerramos la puerta y continuamos con la cocción.

Sacamos el molde del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla sin desmoldarlo. Pasados 15 minutos podemos desmoldar y dejamos enfriar completamente sobre la rejilla con la parte inferior hacia arriba. Cuando está completamente frío envolvemos el bizcocho con papel film y reservamos para el siguiente día (sin ponerlo en la nevera)

Al día siguiente, con un cuchillo de sierra eliminaremos la parte abombada que nos pudiera haber quedado, le damos la vuelta y lo dividimos en dos capas iguales cortándolo con un cuchillo.

Calentaremos la mermelada y untaremos con ella cada una de las mitades, la mermelada estará practicamente líquida entre más caliente esté, hay personas que glasean el bizcocho con el almíbar, yo he preferido glasearlo con la mermelada. Montamos una parte encima de la otra, y retiramos los excesos que hayan podido sobresalir por los bordes y dejamos que se seque un poco.

Prepararemos el almíbar con el que glasearemos la superficie superior. Para preparar el almíbar pondremos a hervir el agua en un cazo pequeño y le añadiremos el azúcar. Removeremos constantemente durante unos 6 minutos disolviendo completamente el azúcar. Reservaremos hasta que se enfríe, es importante esperar a que el almíbar esté templado antes de continuar, ya que éste debe adquirir la textura necesaria antes de verterlo encima de la tarta, no debe estar demasiado líquido ni demasiado espeso. Cuando vemos que el almíbar tiene consistencia, colocamos nuestro bizcocho sobre la rejilla y lo pondremos sobre la bandeja de horno, procedemos a glasear la superficie superior y los laterales de nuestro bizcocho. Retiramos los restos del almíbar de la bandeja.

Finalmente y a baño maría, colocaremos el chocolate y la mantequilla hasta que se derrita todo. Lo apartamos del fuego, veremos que la mezcla está bastante líquida por tanto esperaremos unos momentos para que nuestro glaseado obtenga un poco de textura.

Colocamos la tarta nuevamente sobre la rejilla y colocamos la rejilla sobre la bandeja del horno. Esto nos permitirá verter la cobertura, echamos la mezcla del chocolate en el centro de la tarta, él solo se irá expandiendo. De esta manera queda una capa lisa y homogénea por toda la superficie, es mejor no utilizar espátula para evitar marcas.

Es importante no guardar la tarta en la nevera, ya que eso estropearía la cobertura. También he de deciros que muchas personas prefieren glasear la tarta simplemente con chocolate,… tenéis opciones, así que animaros… no os arrepentiréis!!!

???????????????????????????????