Purrusalda con Bacalao

Purrusalda con bacalao

Iniciamos una primavera atípica, todavía con el frío del invierno calándonos los huesos… Así que hoy os traigo una receta de la gastronomía vasca una deliciosa Purrusalda con bacalao. Una receta que desde hace muchos meses tenía en mi lista de pendientes para probar, la primera vez que la vi fue gracias al Juego de Blogueros 2.0 donde se presentaron dos recetas diferentes de la purrusalda. Allí inicio mi curiosidad y después de buscar información, ver diferentes recetas, pues he decidido que era una receta que me apetecía muchísimo probar y sinceramente me ha sorprendido para bien porque la he preparado en un momento y hemos tenido una cena realmente sana y sabrosa en un día de frío.

Purrusalda con bacalao

“Purrusalda” significa “caldo de puerros” en vasco, donde se sitúa el origen de esta receta. Como en todas las recetas tradicionales, hay muchas variantes, casi tantas como cocineros. Las hay con o sin cebolla, con o sin zanahoria, alguna llevan ajo o sofrito, etc. Pero lo que nunca falta es el puerro, os recomiendo puerros ecológicos, de calidad, esto dará un sabor espectacular a esta deliciosa receta.

Y ahora con todo el respeto para los cocineros vascos os presento mi receta de Purrusalda con bacalao

Ingredientes

  • 450 gramos de bacalao desalado
  • 3 puerros ecológicos
  • 2 patatas medianas
  • 1 cebolla mediana
  • 1 litro de un buen caldo de pescado (en mi caso fumet de peix)
  • 1/2 vaso de vino blanco de cocina
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal al gusto

Procedimiento

Comenzaremos por desmenuzar los lomos de bacalao, retirando la piel iremos separando en pequeños trozos. Reservamos

Purrusalda con bacalao

Lavamos las verduras. Picamos la cebolla en juliana, y los puerros en rodajas, cogiendo toda la parte blanca y algo de verde, justo hasta donde comienzan las hojas.
En una cazuela, echamos una cucharada generosa de aceite de oliva, y sofreímos la cebolla y el puerro. Unos 4-5 minutos a fuego medio. Salamos al gusto. Ponemos atención para que no se nos quemen las verduras.

Purrusalda con bacalao

Pelamos y picamos las zanahorias en rodajas, “escachamos” las patatas en trozos, añadimos y mezclamos. Vertemos el vino blanco. Rehogamos todo otros 4-5 min. Salamos de nuevo ligeramente.

Purrusalda con bacalao
Es el momento de añadir el caldo de pescado, como os comenté anteriormente yo utilicé un litro de fumet de peix que es la receta tradicional catalana del caldo de pescado. Pero podéis utilizar vuestra receta e incluso caldo comprado en el supermercado. Agregamos este caldo  hasta cubrir todas las verduras. Si es necesario, añadimos un poco más de agua.

Purrusalda con bacalao
Tapamos la cazuela y cocemos durante 10 minutos. Añadimos el bacalao, mezclamos y seguimos cocinando otros 10 minutos a fuego medio, hasta que las patatas estén tiernas y el bacalao en su punto. Probamos de sal y rectificamos si es el caso.

Os aseguro que es una receta que repetiréis muchísimas veces, lo tiene todo, es sencilla, sana y deliciosa.

Espero que os guste.

Purrusalda con bacalao

Ligia’s Tips

Para el Fumet de peix yo suelo utilizar las cabezas de pescado. Cuando vamos a la pescadería y nos preguntan si queremos el pescado con cabeza o sin cabeza yo siempre me las traigo a casa, total me las cobran igual y cuando tengo una buena cantidad acumuladas las utilizo para hacer el fumet. En una cazuela coloco un buen chorro de aceite de oliva y pongo a sofreír 2 cebollas, 2 puerros, 2 zanahorias, 2 tomates maduros, 5 dientes de ajo, una cucharadita de pimentón, las cabezas de pescado (no importa que sean de diferentes tipos), sal y pimienta, una hoja de laurel y una ramita de perejil. Luego cubro con agua (2 litros y medio aproximadamente) y dejo hervir durante una hora. Tened en cuenta que hay que ir quitando la espuma que subirá a la superficie de la cazuela.  Finalmente retiro toda la verdura y el pescado, lo dejo enfriar y lo congelo para utilizarlo en mis recetas marineras cuando lo necesite. Siempre es preferible un caldo de pescado casero, pero si vais con prisas también podéis utilizar las tradicionales pastillas o caldos comerciales. Eso sí, el sabor de un buen caldo casero no tiene comparación, lo dejo a vuestra elección, espero que os guste!

 

 

 

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s