Coca de Cireres (Coca de cerezas)

losdulcesdeligia

La Coca de Cireres es una coca de azúcar, cubierta con cerezas que las pastelerías y panaderías de Cataluña ofrecen generalmente cuando comienza la temporada de esta fruta. Como suele pasar en la gastronomía popular, siempre se come lo que está en temporada, y durante la primavera, las cerezas son indudablemente un sabroso complemento para la coca de azúcar.

Existe una leyenda que sitúa el inicio de la preparación de estas cocas a mediados del siglo XIX, dice que un zapatero las preparaba y las regalaba. Josep Güell i Mercader recoge entre sus notas para el segundo volumen de cosas de Reus, un recorte de diario que describe los supuestos orígenes de esta tradición y explica que: “El zapatero de nombre Joan Ambort, que a su vez era el encargado del peso de la harina en un edificio conocido por la harinera, tenia la paciencia de recoger  las muestras y sacudir en un punto determinado los sacos vacíos de la harina procedente de las transacciones que allí se realizaban. Esta harina era guardada durante todo el año y convertida en una enorme coca de cerezas que entregaba a los niños el día que salia la colla de gigantes para hacer el recorrido por la ciudad.”

Sea o no cierta esta explicación, la costumbre sigue vigente. Los hornos y pastelerías ofrecen este producto en cuanto hay cerezas en el mercado. Así que hoy os traigo una receta típica de la zona, bastante sencilla pero indudablemente sabrosa.

losdulcesdeligia

Ingredientes

  • 250 gramos de harina de fuerza
  • 50 gramos de azúcar
  • 3 gramos de sal
  • 1 huevo
  • 25 gramos de levadura fresca (levital)
  • 25 gramos de manteca (podéis encontrarla en Mercadona o en vuestra charcutería)
  • 60 gramos de leche
  • 250 gramos de cerezas
  • 1 cucharadita de vainilla

Procedimiento

Lo primero que haremos será deshacer la levadura en un vaso junto con la leche, en este caso yo he utilizado leche tibia; cuando la levadura  esta completamente disuelta la colocamos en el bol de nuestra amasadora, añadimos también el huevo y la vainilla.

Con una espátula de gancho lo batimos un poco para ayudar a la máquina, ya que el trabajar con pocas cantidades siempre hace un poco difícil la integración de los ingredientes con el gancho.

Incorporamos la harina previamente tamizada y sobre la harina agregamos la sal, teniendo cuidado que la sal no toque la levadura, porque si la sal toca la levadura… la “mata” y nuestra masa no fermenta.  Finalmente agregamos la manteca y colocamos el gancho de amasar. Lo dejaremos amasar durante unos veinte minutos aproximadamente, controlando si falta humedad (agregamos un poquito de leche) o si sobra humedad (agregamos un poquito de harina) pero siempre en cantidades ínfimas, simplemente para corregir.

Podéis ir probando de coger un trocito de harina y estirar la masa con las manos, si se rompe fácilmente  significa que le falta adquirir elasticidad, la elasticidad es básica para que nuestra masa fermente adecuadamente y nos suba mucho.

Prueba de la membrana – tiene por objeto evaluar el desarrollo del gluten en una masa. Consiste en tomar un pedacito de masa y estirarla con cuidado entre los dedos; la masa se afina y, si el gluten está bien desarrollado, el pedazo de masa forma algo similar a una membrana translúcida, como un parche de tambor. Si el gluten no está bien desarrollado aún la masa se rompe antes de poder formar la membrana, lo que indica que es necesario seguir amasando.

Prueba de la membrana – tiene por objeto evaluar el desarrollo del gluten en una masa. Consiste en tomar un pedacito de masa y estirarla con cuidado entre los dedos; la masa se afina y, si el gluten está bien desarrollado, el pedazo de masa forma algo similar a una membrana translúcida, como un parche de tambor. Si el gluten no está bien desarrollado aún la masa se rompe antes de poder formar la membrana, lo que indica que es necesario seguir amasando.

Cuando obtengamos una masa elástica (los veinte minutos son orientativos) la sacamos de la máquina; haremos con ella una bola y utilizaremos aceite para trabajarla y estirarla, de esta forma la masa no se nos enganchará. Dejamos reposar la masa durante unos diez minutos, para que pierda el nervio que nos dificulta estirarla con facilidad con el rodillo.

losdulcesdeligia

Pasados estos diez minutos procederemos a estirar la masa… notaréis la elasticidad. Dejamos reposar durante unos 30 minutos y cuando la masa haya subido lo suficiente… (unos 3 dedos) colocaremos las cerezas perfectamente lavadas y descorazonadas.

losdulcesdeligia

Esparciremos azúcar sobre la masa  y meteremos al horno precalentado por aproximadamente 20 minutos a 180 grados.

losdulcesdeligia

Dejamos enfriar un poco y a disfrutarlas… os garantizo que os encantarán!!!

losdulcesdeligia

Anuncios

6 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. hoytapeo
    Jun 09, 2014 @ 11:19:59

    Fabuloso aspecto tiene esta coca…no me quiero ni imaginar lo bien que estaba 🙂
    Un saludo Ligia!

    Me gusta

    Responder

  2. dulcedelimon
    Jun 09, 2014 @ 17:51:44

    Qué pinta tan rica… madre mía, me has hecho babear 🙂

    Me gusta

    Responder

  3. maggigonza
    Jun 13, 2014 @ 23:15:59

    Qué rico!Tiene un aspecto increíble!

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: